Campaña Acceso al Mercado Laboral

NO A LA DISCRIMINACION Y NO A LA VIOLACION DE NUESTROS DERECHOS

Durante el año 2018, especificamente en el mes de marzo, se realizó el primer encuentro con la población Migrante Ngobes en la zona de Sixaola y al mismo tiempo el inicio de la campaña ACCESO AL MERCADO LABORAL.


El encuentro estuvo a cargo del señor Federico Abrego Presidente de la Asociación de Trabajadores Bananeros Indígenas Gnobes; quién nos dice: “Los Derechos de la población indígena han sido violentados y explotados en la aérea laboral; la situación de los migrantes Ngobes es caótica por que las empresas transnacionales no respetan los derechos que están estipulado en el convenio 189 de la comisión internacional de los Derechos Humanos."


El Pastor Luterano Enrique De La O Mena, coordinador del región Caribe Sur, enfatiza que verdaderamente esta situación es alarmante, especialmente la precarias condiciones en que viven estas personas, que además son una población Migrante que necesita todo el apoyo y acompañamiento necesario. Esta población NGOBE esta agradecida con la Iglesia Luterana por su presencia y el apoyo de la Pastoral Migrante.

La Sra. María Obregón coordinadora de la Pastoral Migrante ha iniciado una acción más puntual con esta población indígena, quienes al vivir en territorio costarricense se les debería regularizar su situación migratoria. En la declaración de las Naciones Unidas, sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en el convenio numero 169 de la OIT; se establece que:

“El Convenio garantiza el derecho de los pueblos indígenas y tribales a decidir sus propias prioridades en lo que atañe al proceso de desarrollo, en la medida en que éste afecte sus vidas, creencias, instituciones y bienestar espiritual y a las tierras que ocupan o utilizan de alguna manera, y de controlar, en la medida de lo posible, su propio desarrollo económico, social y cultural."


María Obregón nos dice: “Es bueno caminar de la mano de la población luchando por sus derechos igual que “Jesús camino con su pueblo y lucho por que fueran libres y no explotados”